Tipos de custodia tras el divorcio

Tipos de custodia divorcio
¿Estás en proceso de divorcio y quieres saber cuáles son los tipos de custodia tras el divorcio con los que te puedes encontrar? A continuación, te acercamos las principales claves que debes conocer al respecto.

Qué tipos de custodia tras el divorcio se pueden obtener

Uno de los grandes quebraderos de cabeza cuando hay un divorcio es la custodia de los niños. Existen diferentes tipos, tal y como veremos a continuación.

Custodia monoparental

En la custodia monoparental, uno de los progenitores es el que se encarga del cuidado diario de los hijos en común, menores. Puede tener la custodia monoparental la madre o el padre. El progenitor custodio, salvo que se estipule lo contrario y así lo apruebe el juez, será el que tenga derecho al uso de la vivienda familiar y el encargado de gestionar la pensión de alimentos de los hijos que tendrá que abonar el progenitor no custodio.

El progenitor no custodio tendrá también una serie de derechos. Por un lado, el derecho de comunicación con los hijos por cualquier vía, el derecho de visita, el derecho de estancia, que ya supone pernoctar, y el derecho a tener información sobre cualquier dato relevante de los niños.

Custodia compartida

Cada vez se está dando más la custodia compartida. Según los expertos, este tipo de custodia se corresponde con la opción que más salvaguarda el bienestar psicológico de los niños. Este tipo de custodia iguala en derechos y obligaciones sobre el cuidado y custodia de los hijos menores de edad a ambos progenitores. Además de compartir gastos, los periodos de convivencia se reparten por meses, trimestres, etc. Algo fundamental para obtener este tipo de guarda y custodia es que ambos progenitores vivan, como mucho, a 30 kilómetros de distancia entre sí.

Existe la custodia compartida en la que los hijos tienen un domicilio rotatorio y otro tipo de custodia en la que tienen un domicilio fijo. También la figura de la custodia compartida coexistente en la que ambos progenitores están divorciados, pero viven en la misma casa. Pero esta opción no es muy recomendable, por los conflictos que suele presentar.

En lo relativo a la distribución del tiempo con los hijos, existe la custodia compartida por el mismo periodo de tiempo o por diferentes períodos. Estos últimos casos se dan cuando uno de los progenitores pasa más tiempo que otro. Es una solución que se suele dar cuando uno de ellos viaja mucho, etc.

Guardia y custodia a un tercero

Este tipo de custodias solo se dan en caso de maltrato o abandono familiar. Por lo general, cuando esto ocurre suele recaer en la figura de los abuelos.

Guarda y custodia partida, el último de los tipos de custodia tras el divorcio

Se conoce también como guarda y custodia distributiva. La debe determinar un juez solo con motivos justificados, puesto que es un tipo de custodia en la que los hermanos viven cada uno con un progenitor. Se suele dar en casos muy puntuales como que, por ejemplo, uno quiera vivir en el extranjero por estudios y uno de los padres pueda proporcionarlo.

Para cualquier consulta sobre custodia tras el divorcio, contáctanos. En Peydro4 Abogados somos letrados expertos en derecho familiar y divorcios.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Envíame un WhatsApp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: