Qué es el procedimiento de Exequátur

Mediante el procedimiento de exequátur también denominada execuátur, se examina si una sentencia (o un laudo) hecho en el extranjero tendrá validez (o no) para ser aplicado en un país distinto a aquel en el cual fue emitida la sentencia.

Se puede definir también como el conjunto de reglas mediante las cuales un Estado puede verificar si una sentencia emitida en el extranjero es compatible con su derecho propio, para su posterior reconocimiento u homologación.

Es decir, que se trata del procedimiento mediante el cual se le da validez en nuestro país a aquellas sentencias emitidas en el extranjero, siendo ampliamente usado para divorcios en el extranjero. Pero también para casos particulares de derecho mercantil. Y se busca con este procedimiento que se pueda homologar dicha sentencia (o laudo) emitido en el extranjero o que dictamine que no tendrá validez en suelo español.

En el presente artículo trataremos algunos aspectos importantes del procedimiento del exequátur.

¿Bajo qué legislación se rige?

Además de estar contenido en el Código de Enjuiciamiento Civil, desde 2015 contamos con la Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil (LCJIC).

Cuando hablamos del caso de países dentro de la Unión Europea, la legislación que rige es el Reglamento 1215/2012 relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil, y el Reglamento (CE) 2201/2003 del Consejo de 27 de noviembre de 2003, relativo a la competencia, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia matrimonial y de responsabilidad parental

¿Cuáles son los requisitos para el exequátur?

No cualquier sentencia extranjera puede tener eficacia en España, por lo tanto, es necesario que se cumplan ciertos requisitos para que esta pueda ser homologada mediante el proceso del exequátur.

La Ley de Cooperación Jurídica Internacional en materia civil nos dice en su artículo 41 que las sentencias han de ser firmes, sin que se encuentren en un proceso contencioso o que sean definitivas, habiendo sido adoptadas previamente basado en la voluntad de las partes.

El mismo artículo nos dice que, además, serán susceptibles de reconocimiento y ejecución las medidas cautelares y provisionales cuando la negativa a su homologación se traduzca en una vulneración a la tutela judicial efectiva.

¿Cómo funciona el proceso del exequátur?

Este es un proceso simple, en el cual simplemente se deberá verificar si la sentencia judicial tiene validez para ser homologada en España o si, por el contrario, no será aplicada en suelo español.

La competencia corresponde a los Juzgados de primera instancia que sean competentes para conocer de solicitudes de reconocimiento y ejecución de sentencias judiciales extranjeras, cuya ubicación sea la del lugar donde surtan efecto las disposiciones contenidas en la sentencia.

El proceso se inicia mediante demanda.

Luego de haber sido notificada la otra parte involucrada, esta tendrá un plazo de treinta días para oponerse. De caso contrario, el juez tendrá 10 días para dar su veredicto mediante auto. El auto admitirá impugnación.

Abogado en Valencia

Es pertinente que, para realizar un procedimiento de Exequátur, las partes se encuentren debidamente asesoradas por un abogado. Por lo tanto, si necesitas realizar un procedimiento de exequátur en Valencia, no dudéis en contactarnos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Qué es el procedimiento de Exequátur”

A %d blogueros les gusta esto: