¿Qué puede hacer un trabajador si no está contento con el ERTE de su empresa?

España está viviendo un momento único en la historia y son demasiados los sectores que están siendo afectados por ello. La actividad económica está casi paralizada en su totalidad, haciendo que las empresas atraviesen una situación muy difícil. En un escenario distinto al que estamos viviendo, la parálisis de la actividad económica supondría miles de despidos. No obstante, en la crisis sanitaria que atraviesa el país en estos momentos, el poder ejecutivo ha intentado hallar una forma de minimizar los despidos. Intento por todos los medios posibles motivar a las empresas a adoptar la figura de los ERTE.

Es por ello que, al día de hoy, escuchamos hablar mucho sobre estas siglas, sin embargo ¿Qué es un ERTE?, ¿Acaso los ERTE tienen alguna diferencia con los ERE? ¿Es posible seguir cobrando el sueldo gracias al ERTE?

Hoy en Peydro responderemos a todas estas preguntas y te intentaremos explicar de manera sencilla todo lo que debes saber.

Para comenzar, ¿Qué es un ERTE?

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) son una figura contemplada en los artículos 45 y 47 del Estatuto de los Trabajadores. En estos artículos se estipula que, bajo ciertas circunstancias económicas, ya sean organizativas, técnicas o derivadas de una fuerza mayor, se puede reducir o suspender los contratos laborales de los empleados de una empresa. Especificando, por supuesto, que cada causa tiene sus propias excepciones. ¿Cuándo se pueden dar estas causas?

  • Serán causas económicas cuando se de una situación económica negativa tal que la empresa experimente una disminución significativa y persistente en su nivel de ventas.
  • Serán causas técnicas cuando se experimenten en cambios significativos en los medios de producción. Esta va de la mano con las causas organizativas que pueden ser vistas cuando hay cambios significativos en los métodos de trabajo del personal y la forma en la empresa se organiza para realizar estas actividades.
  • Serán causa de fuerza mayor cuando se experimenten situaciones ajenas a la actividad del empresario, que aun así tienen un efecto determinante en el funcionamiento típico de la actividad laboral de la empresa.

¿Un ERTE y un ERE son lo mismo?

Un ERE y un ERTE pueden diferenciarse de la siguiente manera:

Un ERE puede significar el despido de uno o varios empleados en una situación difícil.

Un ERTE no supone un despido para los empleados, solo una reducción en su jornada laboral o una suspensión temporal del contrato de trabajo, que volverá a la normalidad una vez que la situación organizativa, técnica o de fuerza mayor se normalice, en este caso, una vez que el estado de alarma termine.

¿Se puede seguir cobrando estando en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo?

Cuando un trabajador se encuentra en ERTE de suspensión laboral, tiene derecho a percibir un 70% de su sueldo base, en una prestación por desempleo, sin contar horas extra, extra. Es un beneficio que evita que gaste su propio paro y, en vista de la situación, los requisitos para acceder a esta situación han sido relajados.

El ERTE también puede significar una reducción de jornada laboral, en este caso la prestación por desempleo complementará las horas en las que se ha dejado de trabajar, mientras que la empresa se encajará de pagar por las horas de actividades laborales.

¿Qué puede hacer un trabajador si no está contento con el Expediente de Regulación Temporal de Empleo de su empresa?

Nos encontramos en una situación atípica. Como bien decíamos, bajo otros conceptos, una economía paralizada supondría muchos despidos. Pero el Ejecutivo ha hecho hincapié en que se adopte este tipo de medidas para intentar mitigar el impacto económico tanto en las empresas como en los trabajadores, así que esta será una figura con la que se tendrá que convivir durante un tiempo.

Pero ¿qué puede hacer un trabajador si el ERTE de su empresa es irregular?

Puede que no todos los ERTE se hayan hecho de la forma debida y puede ser necesario reclamar para que se cumplan todos los derechos del trabajador. Si el ERTE es fraudulento o irregular la Administración debería rechazarlo, pero si aún así vemos que es ilegal, entendemos que podría impugnarse como cualquier otra resolución que afecte al contrato de trabajo, dentro de los plazos establecidos al efecto. Por otro lado hay que contemplar la suspensión de plazos procesales, que se reanudarán tras levantarse el estado de alarma. En un caso así lo mejor que se puede hacer es contactar con un Abogado Especialista en Derecho Laboral , que pueda asesorarte de la mejor forma posible.

Así que, si te encuentras en Valencia y tienes dudas con respecto a tu ERTE, lo mejor es que contactes con un Abogado en Valencia que te pueda asesorar de la mejor forma posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: