Divorcio contencioso o divorcio de mutuo acuerdo

¿Divorcio contencioso o divorcio de mutuo acuerdo? Un divorcio no es una situación agradable. Pero, si se da el caso, es necesario que las personas sepan cuáles son las opciones que tienen para divorciarse. Porque dependiendo de las particularidades de cada pareja, el divorcio podrá resolverse fácilmente o será más problemático. En este artículo explicaremos brevemente las dos formas de divorcio que existen.

Divorcio de mutuo acuerdo

Este es el divorcio menos complicado. Pasados tres meses de haberse celebrado el matrimonio, este puede realizarse promovido por los dos cónyuges o por uno con el consentimiento del otro, pero lo más importante es que ambos estén de acuerdo en ello.

Esta forma de divorcio es relativamente rápida, porque son los cónyuges quienes establecerán de qué forma se regirá el divorcio mediante un convenio regulador, entre estos acuerdos se encuentra la guarda y custodia de los niños (si los hay), el reparto de los bienes, la pensión compensatoria, entre otras cosas. En una situación de crisis marital puede ser difícil llegar a un acuerdo, pero vale la pena intentarlo dados los beneficios de este proceso.

Además, las separaciones y divorcios de mutuo acuerdo cuando no hay hijos menores o incapacitados se pueden tramitar ante Notario, y aunque es algo más caro, puede resultar interesante en algunos casos.

El divorcio puede convertirse en contencioso en caso de que no se logre llegar a un acuerdo.

Divorcio contencioso

Este es el divorcio que rige cuando hay voluntades opuestas. El Código Civil establece que solo hace falta la voluntad de una de las partes para solicitarlo, por lo tanto es imposible oponerse a ello.

Este divorcio se inicia por demanda unilateral de un cónyuge hacia el otro. Esta demanda deberá ser contestada en un plazo de 20 días hábiles y, posteriormente se establecerá la fecha del juicio.

Al no estar los dos cónyuges de acuerdo, será necesario que cada uno cuente con su propio abogado, diferente al divorcio de mutuo acuerdo donde todo el proceso puede ser realizado por un solo abogado. En el juicio, le tocará al juez decidir las cuestiones referentes a la guarda y custodia de los hijos, el régimen de visitas, el uso de la vivienda familiar, pensión alimenticia, pensión compensatoria, entre otras.

Divorcio contencioso o Divorcio de mutuo acuerdo. Conclusiones

Un divorcio siempre es una situación traumática, porque significa el final de una relación, especialmente si hay menores de por medio, porque se verán afectados por lo que se decida. Como no es una situación agradable, lo más recomendable es respirar un poco y tratar de llegar primero a un acuerdo de manera que se pueda tramitar un divorcio de mutuo acuerdo. Este, sin hijos, podría estar listo en cuestión de un mes o mes y medio. En caso de que hayan hijos de por medio, podría llegar a tardar unos tres meses. Pero, en caso contrario, se deberá tramitar el divorcio como si de un juicio se tratara, lo que conllevará mayor pérdida de tiempo, así como también mayores gastos, mayores honorarios y una situación más traumática. Por eso recomendamos que se intente llegar a un mutuo acuerdo.

Abogado en Valencia

En caso de encontrarte en una situación de divorcio, es necesario contar con un abogado en Valencia especialista en divorcios. Profesional de las leyes que pueda asesorar durante el proceso y que ayude con todo lo necesario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: