Diferencias entre los delitos de homicidio y asesinato

Diferencias entre homicidio y asesinato
Cuando escuchamos hablar de delitos de homicidio y asesinato, con frecuencia no sabemos realmente cuáles son las principales diferencias entre uno y otro. A continuación las detallamos para que tengas claro este aspecto.

Cuando escuchamos hablar de delitos de homicidio y asesinato, con frecuencia no sabemos realmente cuáles son las principales diferencias entre uno y otro. A continuación las detallamos para que tengas claro este aspecto.

En qué consisten los delitos de homicidio y asesinato: homicidio

Pues bien, al hablar de homicidio hablamos de un delito tipificado en el artículo 138 del Código Penal. Se considera que se da un homicidio cuando una persona causa la muerte a otra. En el caso de que el autor de los hechos tuviera la intención de matar, sería de un homicidio u homicidio doloso.


No obstante, en el caso de que no se quiera producir la muerte y esto sí llegue se considera que se trata de un caso de homicidio involuntario. Aquí hablaríamos de accidentes de tráfico, muertes por negligencia, etc. En este sentido, también se debe tener presente que las penas serán diferentes, puesto que no es lo mismo matar a alguien a propósito que hacerlo fruto de un accidente.

En qué consisten los delitos de homicidio y asesinato: asesinato

El asesinato se encuentra regulado dentro del artículo 139 del Código Penal. Se considera, dentro del ámbito de la legislación, la forma más grave de acabar con la vida de otra persona, en función del modo en cómo se da. Para ello, se deben dar una serie de supuestos que implican la agravación de la pena. Por un lado, la alevosía. En este sentido, se da cuando se comete el delito de tal modo que se priva a la víctima de una defensa ante el acto.


También se considera asesinato cuando hay ensañamiento. El ensañamiento aparece cuando se aumenta de manera inhumana el sufrimiento de la víctima para llevarlo a la muerte.
El tercero de los supuestos es por recompensa. Es decir, la persona que pone fin a la vida de otra actúa a cambio de una recompensa. También se considera asesinato si se ha llevado a la muerte a una persona con el fin de facilitar la comisión de otro delito u ocultarlo.

Penas asociadas

En cuanto a las penas, tampoco son iguales las asociadas al delito de homicidio que al de asesinato. El homicidio lleva consigo una pena que puede ser de hasta cuatro años de cárcel, si es imprudente. En el caso de que sea un homicidio intencional, la pena podría extenderse hasta los 15 años. Un homicidio imprudente puede contemplar penas desde el año a los 4 años, y en el caso del homicidio doloso, puede ir desde los 10 hasta los 15 años de prisión.


Si se habla de asesinato, en cambio, la pena aquí puede estar comprendida entre los 15 y los 20 años de prisión, llegando hasta los 25 años si se dan dos o más supuestos, que se encuentran tipificados dentro del propio delito en cuestión.

Si necesitas asesoramiento o defensa relacionada con los delitos de homicidio y asesinato, en Peydro4 Abogados podemos ayudarte. No dudes en contactarnos y estudiaremos tu caso. Somos abogados expertos en derecho penal, y prepararemos una defensa para ti. Ponte en contacto para cerrar una cita y empezar con la defensa.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Envíame un WhatsApp
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
%d